La simbología de los tatuajes tradicionales [2/2] - NO LAND TATTOO PARLOUR
5120
post-template-default,single,single-post,postid-5120,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,footer_responsive_adv,columns-3,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

La simbología de los tatuajes tradicionales [2/2]

no land tattoo parlour

La simbología de los tatuajes tradicionales [2/2]

¿Qué significan estos símbolos clásicos del tatuaje?

Los tatuajes encierran todo tipo de simbolismos, desde los más ancestrales hasta los más contemporáneos. Pueden ser universales o tener un significado absolutamente personal e intransferible. Analizamos el origen de algunos de los motivos más representados.

El timón, o la necesidad de encontrar el norte.

Tatuaje realizado por Sento.

La historia de tatuaje está plagada de elementos extraídos de la iconografía marinera. Es una fuente inagotable de ideas relacionadas con la idea de viaje, destino y todo tipo de cuestiones existenciales.
El timón es uno de los objetos marineros más representados, ya que admite muchas interpretaciones distintas, vinculadas siempre a la función real de esta herramienta: dirigir un barco en una dirección determinada. El timón puede ser metáfora de la voluntad de encontrar un camino o dar un giro a tu vida. En otras personas, es una manifestación de que esa persona se siente en control de su propio destino, o al menos aspira a tenerlo. La capacidad de enderezar el barco en mitad de la tormenta, o encauzarlo hacia aguas más tranquilas, no deja de ser una señal de carácter y deseo de encontrar estabilidad.

Hay quienes se tatúan un timón junto a una calavera, en alusión a las embarcaciones de piratas, y otros que lo enlazan directamente a un ancla u otros elementos marinos, sin otra intención que la de expresar su vinculación personal al mar. Otros complementos habituales de los tatuajes de timones son olas y los faros (otros objetos con gran potencia metafórica y visual).

Barcos, como símbolo de fuerza y resistencia.

No Land Tattoo Parlour Tatuaje realizado por Xam.

Volvemos de nuevo a la temática marinera. Los veleros, barcos piratas, e incluso embarcaciones de papel son uno de los temas más representados en la piel a lo largo y ancho del mundo. Antiguamente se consideraba un motivo propio del género masculino, pero hoy en día ese tipo de distinciones están fuera de lugar, y cada vez hay más mujeres que deciden inmortalizar algún tipo de barco en su piel.

Se dice que los marineros profesionales solo se tatúan un barco con las velas totalmente desplegadas si habían atravesado el Cabo de Hornos, una de las travesías marítimas más duras que existen. Es la manera que tienen algunas personas de reflejar que han superado un gran trance. A nivel más metafórico, los barcos reflejan la idea de independencia, valentía y honor.

Tatuaje realizado por Miguel Comín.

Indudablemente, los barcos nos remiten a la idea de aventura y riesgo. De viajes que sabes dónde comienza pero desconoces cómo van a terminar. Es un símbolo de fuerza, tesón y voluntad de luchar contra la adversidad. De hecho, en los círculos marineros, los tatuajes de barcos y anclas se consideran una especie de amuletos de la suerte que garantizan que la tripulación volverá a su hogar sana y salva. No es extraño encontrar tatuajes de barcos acompañados de la frase “Homeward Bound’, que significa “Vuelta a casa’.

El significado que suele asociarse a los barcos de papel u origami es muy distinto; en ese caso, suele hacer referencia a los recuerdos de infancia.

A nivel meramente artístico, los barcos son objetos muy interesantes. Las velas dan mucha fuerza al dibujo, y pueden complementarse con elementos contextuales como las nubes o alguna línea del horizonte. Por supuesto, las banderas piratas, las calaveras, las anclas, gaviotas, estrellas náuticas, botellas de ron o brújulas marinas casan a la perfección con este tipo de tatuajes, que por lo general suelen representarse a tamaño medio o grande.

Europa es quizás el continente donde los tatuajes basados en motivos náuticos está más arraigado. Cuenta la leyenda que su origen pudo estar en las expediciones del capitán James Cook en 1772 a las islas del Pacífico Sur, donde entró en contacto con las tribus maoríes, cuyos miembros tenían la piel tatuada. Los miembros de la tripulación de James Cook habrían sido por tanto los que iniciaron la ya célebre tradición de tatuarse entre los profesionales del mar, cuyo punto álgido coincidió con los años 30 y 40 del siglo XX.

Como decíamos al principio de este artículo, cada persona puede otorgarle a su tatuaje el significado único y personal que quiera. Pero es curioso conocer cuál es la interpretación concreta que se le da a algunos objetos dentro del mundo de los marineros, exploradores y pescadores:
Golondrina: Algunos marineros se tatúan uno de estos pájaros cada vez que recorren con su barco 5000 millas náuticas.

No Land Tattoo Parlour Tatuaje realizado por Richard Sorensen.

Anclas: Indican que el marinero ha alcanzado el rango de contramaestre. En el pasado llevar un ancla tatuada simbolizaba haber cruzado el Atlántico.
Dragón: Simboliza que el marinero ha servido en Asia.
Galeón: Representa haber navegado el Cabo de Hornos.
Dragón dorado: Simboliza que la persona ha navegado más allá de la línea internacional de cambio de fecha.
Arpón: Identifica al marinero como un miembro de un barco pesquero.
Mujer hawaiana: Expresa que la persona tatuada ha estado destinada con su barco en Hawái.

Por otra parte, antes de tatuarse un barco al azar, a lo mejor te interesa conocer las características que diferencian unos tipos de otros. Por ejemplo, un galeón del siglo XVI solían utilizarse tanto para fines de transporte y comercio como para fines bélicos. Era usado principalmente en Europa, y especialmente por los españoles, que lo destinaban a sus viajes comerciales por las colonias de las Indias, debido a su gran capacidad de carga y su maniobrabilidad.

Por su parte, el barco pirata estaba concebido para asaltar otras embarcaciones en plena mar para saquear y convertir a la tripulación en esclavos. El barco pesquero puede representarse tanto con velas como con remos. Dentro de éstos, encontramos la modalidad del barco ballenero, como el que inspiró la novela de Herman Melville “Moby Dick”.

Rock of Ages, o la “Roca de los Tiempos”.

Tatuaje realizado por Bud Price. Barnes Circus 1920.

Hablamos de otro tatuaje de inspiración náutica. El motivo de la “Roca de los Tiempos” o la “Cruz del Marinero” tiene más de un siglo de antigüedad y suele representar a un marinero arrodillado frente a una cruz de piedra maciza, en un gesto de reminiscencias religiosas que alude a la voluntad de llevar nuestra vida por el camino correcto.

Es muy habitual verla tatuada en el antebrazo, el muslo o incluso cubriendo la totalidad de la espalda. Se cuenta que entre los marinos existía la creencia de que llevar una “Roca de los Tiempos” en la espalda podía evitarles una sanción disciplinaria o hacer que fuesen castigados de manera menos severa, ya que ningún creyente propinaría azotes o latigazos sobre una imagen de Cristo.

El origen de este icono gráfico tan extendido en el mundo del tatuaje parece estar en un dibujo de mediados del siglo XIX del pintor alemán Jonannes Oertel titulado “Saved, or an Emblematic Representation of Christian Faith”, que después se reprodujo por todo el mundo bajo el nombre de “Rock of Ages”. La fuerza dramática de esta cruz la convirtió con el tiempo en uno de los elementos preferidos por los amantes del tatuaje.

“Rose of No Man’s Land”, homenaje a las enfermeras de la Cruz Roja.

Diseño de Joseph Hartley. Bristol, Gran Bretaña 1930.

Hablamos ahora de un icono del tatuaje tradicional que tiene su origen en una canción surgida durante las campañas bélicas de la Primera Guerra Mundial. Es un tipo de dibujo que representa a una enfermera de la Cruz Roja, y hace referencia al papel heroico que jugaron estas voluntarias salvando la vida a miles de hombres. Para inmortalizar para siempre a estos ángeles de la guarda, muchos soldados decidían tatuarse sus rostros.

Rosas: cada color, un significado.

Diseños de Peter A’Dam. Amsterdam, Holanda 1950.

Este tipo de flor, asociada por lo general a la idea de amor o pasión, puede encerrar varios matices dependiendo, por ejemplo, del color con el que se las represente. Una rosa muy oscura puede simbolizar pasión o erotismo, mientras que una más blanca simboliza paz y castidad. Las rosas amarillas simbolizan amistad o el amor maduro, y las púrpuras el encantamiento. Las rosas rosadas representan dulzura; las azules y doradas pueden indicar la búsqueda de lo imposible, y las negras suelen utilizarse como símbolo de pérdida o muerte. Si las acompañamos de espinas, por ejemplo, podemos potenciar la idea de sufrimiento asociada también al amor romántico o utilizarlas para advertir de que detrás de una apariencia delicada hay una persona de fuerte personalidad.

La serpiente, un símbolo misterioso.

Diseños de Peter A’Dam. Amsterdam, Holanda 1950.

El universo simbólico de las serpientes es muy amplio y está extendido a todo tipo de culturas. No hay que olvidar el papel que se le otorga en el pasaje bíblico del Jardín del Edén, aunque este tipo de reptil también se asocia a la luna y el sol o el agua y el fuego. Es por tanto un elemento muy útil cuando queremos representar la dualidad de dos conceptos o la búsqueda del equilibrio dentro de nosotros mismos. De hecho, la serpiente que suele acompañar los letreros de las farmacias hace alusión a la idea de sanación, renacimiento y protección.

Tatuaje realizado por Don Rogelio J.

En la cultura celta, los tatuajes de serpientes eran un símbolo de los conocimientos secretos de la naturaleza, la astucia y la transformación. Actualmente se cree que simbolismo de la serpiente para los celtas proviene de sus observaciones de la víbora europea. Otro significado simbólico de las serpientes está relacionado con la capacidad de estos animales de transformarse al cambiar sus pieles y lucir un aspecto renovado.

Las serpientes, además, tienen un halo misterioso ineludible, quizás relacionado con su hábito de desaparecer durante los meses más fríos y aparecer nuevamente de forma sigilosa cuando vuelve a calentar el sol.

En el sánscrito de los pueblos hidues, la palabra utilizada para denominar a las serpientes era nagá. Las nagás erán un tipo de semidioses asociados con el elemento agua y vinculados por tanto a los conceptos de emoción, amor y movimiento. Las serpientes se consideraban seres femeninos y sabios. Sin embargo, en algunos textos antiguos la representación de los nagás tiende a ser negativa. En el texto juegan roles como de perseguidores de todas las criaturas y se dice que tenían venenos virulentos, gran poder, exceso de fuerza y que siempre intentaban morder a otras criaturas.

El uso de dos serpientes es bastante común también, y puede significar la conexión entre dos fuerzas místicas; la integración de lo opuesto o la unión con lo divino.

Diseño de George Burchett. Londres, Gran Bretaña 1920.

Por otro lado, según la literatura masónica, la representación de un euróboro (es decir, una serpiente enrollada sobre sí misma, tragándose su propia cola) simbolizan los ciclos infinitos de la vida o la pasión inextinguible.

La daga, un signo de peligro.

Tatuaje realizado por Isa Santana.

La daga es otro de los elementos más clásicos del mundo del tatuaje. Admite muchísimas versiones y suele representar conceptos como sacrificio, poder, fuerza y peligro. Algunas personas la llevan en la piel para recordar un trance vital que les costó superar en el pasado.

Es muy habitual ver dagas acompañadas de otros elementos como flores, corazones, calaveras o serpientes. En ocasiones se representa una daga ensangrentada para potenciar la idea de amenaza y muerte. Las dagas eran un arma muy fácil de esconder, de ahí que fuese utilizada a menudo por asesinos o traidores. Son por tanto un símbolo ambivalente, que pueden representar tanto al héroe como al villano. De hecho, dentro del mundo del tatuaje carcelario, una daga atravesando una calavera es identificativa de un homicida, del mismo modo que un corazón apuñalado puede hacer referencia a venganza o a celos.

La herradura y la suerte.

Tatuaje realizado por Johnny Casino.

La herradura de caballo es quizás el amuleto de suerte y protección más universalmente conocido, junto con el trébol de cuatro hojas o los dados. De hecho, en América del Norte no es extraño encontrar herraduras en las puertas de casas y graneros. Quizás porque los caballos son en sí mismos un signo de prosperidad.

Dependiendo de la cultura o la creencia tradicional, la herradura suele mostrarse orientada hacia arriba o abajo. Una herradura con los extremos hacia arriba actúa como un recipiente que recoge la buena suerte, mientras que una herradura con los extremos hacia abajo puede estar haciendo de paraguas para evitar las fatalidades.

El faro, un rayo de esperanza.

No Land Tattoo Parlour Tatuaje realizado por Carles Bonafé.

Además de un indudable atractivo estético, los faros son portadores de significados muy positivos e interesantes. Pueden hacer referencia a ese rayo de esperanza que nos ilumina incluso en los momentos más aciagos de nuestras vidas. Una luz que nos guía hacia el camino correcto, cuando hemos perdido el rumbo y pensamos que navegamos a la deriva en la inmensidad del mar. Es por tanto un signo de protección y seguridad.

Si quieres conocer más sobre el significado de los tatuajes entra en nuestro post “LA SIMBOLOGÍA DE LOS TATUAJES TRADICIONALES [1/2]”.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0